Sale de fiesta por Santander y vuelve a casa sin comerse un Kebab de la calle Santa Lucía.

Chispas, vecino natural de Santander, lleva muchos años saliendo por la noche y es la primera vez que le ocurre algo así. Todavía sigue consternado. “No cene nada adrede para mamarme más y pillar con ganas el Kebab, pero no hay resto de carne entre mis dientes. Ya son las 15:00, aún no he ido al baño y me sobraron 5 euros de anoche”, relata extrañado.
La calle Santa Lucía es conocida en la noche santanderina además de por sus múltiples pubs, por albergar la friolera de 6-7 Kebabs. Hemos hablado con un asiduo a esta zona. Prefiere mantener el anonimato. “Es como una droga. En todas las esquinas hay uno. Hasta en la rampa del Malaspina. Un día me confundí y le pedí un durüm de pollo con mucha salsa blanca al portero y me dio 5 segundos para desaparecer”, nos cuenta mientras se relame.
 12182084_10156170610330722_1900816449_n
Hemos estado con los amigos del Chispas por si pudieron ver algo extraño por la noche. “Lo único que vimos fue una estela de humo. Desapareció como una rata a eso de las 05:30, pero no le dimos importancia pensando que estaría devorando un Kebab a escondidas, como siempre”.
12179967_10156170610435722_1154242889_n
Chispas, desesperado, está pensando en recurrir a Iker Jiménez ya que sostiene que pudo ser abducido de camino al Kebab. “No entiendo nada. Todo iba sobre ruedas anoche. Estaba lloviendo. No me comí un colín en el Malaspina y cuando entré al Rokambole tardé tanto en llegar hasta el baño que decidí irme, ¿a dónde?, que se yo. La verdad está ahí fuera”.
12179968_10156170610525722_1580453302_n

2 thoughts on “Sale de fiesta por Santander y vuelve a casa sin comerse un Kebab de la calle Santa Lucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria