Santoña y Laredo se ponen de acuerdo en el puente colgante que les unirá: lleno de curvas para marear al que lo intente

Santoña y Laredo se ponen de acuerdo en el puente colgante que les unirá: lleno de curvas para marear al que lo intente

La moda de lo puentes colgantes ha llegado a Cantabria y cualquier municipio que se precie ya piensa en el que va a montar en sus montes o playas. La sorpresa ha sido que dos villas como Santoña y Laredo, siempre enfrentadas en lo pesquero y en lo no pesquero, se han puesto de acuerdo en unirse con un puente colgante.

Las dos delegaciones municipales, tras estudiar varias propuestas, han decidido que la pasarela sobre el mar que les acerque en el futuro sea curva. Un puente colgante curvo “para que estos de Laredo se mareen un poco si quieren venir a tomar un café al paseo”.

En Laredo piensan lo mismo de los de Santoña: “Como vengan de vinos a la parte vieja, van a volver haciendo eses quieran o no quieran”. Los consistorios no quieren que lo diseñe y ejecute Kalatrava “no vaya a equivocarse de letra, no haga una ‘S’ y sí un puente en ‘X’ o, peor, en ‘M’”.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)