SE BUSCA. Tras el cierre de la exposición en Torrelavega siete guerreros no se presentan al chek-in del vuelo de regreso a China

SE BUSCA. Tras el cierre de la exposición en Torrelavega siete guerreros no se presentan al chek-in del vuelo de regreso a China

Tras el cierre de la exposición de guerreros de terracota el pasado domingo en Torrelavega la organización del evento ofreció una fiesta de fin de festejo. Una fiesta privada en el recinto de La Lechera que se prolongó hasta altas horas de la madrugada, bajas horas de la mañana china.

El estruendo de la despedida pudo oírse desde todos los rincones de la ciudad cuyos ciudadanos se dividieron entre los que creían que era un sarao flamenco cantado en serbocroata y los que pensaban que era un coro ruso bailando al estilo zulú con gritos en turco antiguo. Todos coincidían que ese licor oriental con un lagarto dentro era el causante del escándalo.

El problema surgió ayer lunes cuando varios guerreros no se presentaron al chek-in en el aeropuerto de Santander. Siete de ellos no estaban y sus compañeros desconocían la razón. Las primeras averiguaciones se centran en una posible deserción. Las autoridades chinas han lanzado una orden internacional de búsqueda y captura, “pero que los busquen bien en los bares y clubes nocturnos, que estos se van a acoger literalmente a la Convención de Ginebra, esa bebida que también se produce en Cantabria”.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)