Se buscan albañiles y pintores para reparar “la caída de roca y pintura” de la Cueva de Altamira

La cueva de Altamira, en el término municipal de Santillana del Mar, parece aquejada de los mismos males que muchas casas particulares: el gotelé falla y los colores de los techos y paredes ya no parecen los mismos de antes. La constatación de esta similitud ha hecho que el Patronato de la cueva ande buscando albañiles y pintores para reparar “la caída de roca y pintura” existente.

La Consejería de Culturas, Esculturas y Cuevas con Bisontes (la CCECB) ha hecho una convocatoria urgente para reparar estos daños cada día más visibles: grietas, fugas de agua, humedades, hongos, científicos poco higiénicos, visitantes con chanclas de playa… Los albañiles que ganen la licitación tendrán que cambiar todas las rocas caídas o rotas y sanear las piezas afectadas, dejando paso a los pintores para el dibujo de nuevos bisontes y ciervos.

Se respetarán los mocos que se encuentren en paredes y techo hasta que la prueba de 14 carbonos dictamine si son prehistóricos o muy contemporáneos. Se apreciará la rapidez en la realización de la obra y la posibilidad de un alicatado barato para el suelo y paredes. Se exigirá garantía del trabajo por diez mil años. Una Cueva de Altamira con reses tauradas, perdón: restauradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria