Simeone visita de incognito Santo Toribio de Liébana y la Puerta del Perdón

El entrenador argentino del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, visitó el pasado domingo el monasterio de Santo Toribio de Liébana para expiar sus errores. Hasta el estadio de Vicente Calderón llegó la noticia de una puerta monacal perdida por el norte de la península que otorgaba perdones varios; El Cholo decidió viajar a Liébana y probar suerte.

Perdonado por su mala alineación en el primer partido de las semifinales de la Champion League contra el Real Madrid, departió un rato con los monjes franciscanos y los peregrinos. Los monjes le regalaron estampitas con imágenes del santo para repartir en el vestuario: “Toribio de Liébana va a ser su jugador número 12”, le comentaron, esperando que con ellas “gane a Zidane”.

Simeone, por si no funciona el santoral, se llevó consigo la colección completa de discos de “Oxygène” de Jean Michel Jarre –“para calentar el ambiente y poder respirar un poco”-, 20 kilos de miel de brezo del lugar, 40 botellas de orujo de hierbas bendecidas por el abad del monasterio y una reproducción al tamaño natural del Lignum Crucis, “ya saben ustedes: más madera es la guerra”. El miércoles la solución.

2 thoughts on “Simeone visita de incognito Santo Toribio de Liébana y la Puerta del Perdón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria