Otro “Simpa” masivo, esta vez en el Parque de Cabárceno, resuelto por sus residentes

El parque de la Naturaleza de Cabárceno ha tenido este fin de semana un lleno absoluto, también de visitantes. El restaurante Los Osos, en medio del parque, ha servido cientos de comidas, una treintena de ellas a varias familias que pidieron el “Menú de Comunión”, algo extraño en agosto. Los camareros no pusieron pegas al grupo que rápidamente degustó unos buenos platos de jamón ibérico. Los segundos, servidos rápidamente, fueron devorados ante los atónitos ojos de las cercanas jirafas; fue con el postre cuando ocurrió todo.

La “Tarta de Comunión con helado” que especificaba el menú apareció en el Salón Principal camino del Salón Contiguo cuando en la mesa de treinta de este salón no había nadie. Extrañados los camareros pusieron en alerta a los cercanos cuidadores de rapaces que ofrecieron los servicios de sus aves para resolver el ya claro “simpa”.

Buitres, halcones, milanos, águilas y un dormido búho cubrieron el espacio aéreo del parque para dar pronto con los huidos comensales en la salida de los elefantes, que alertados por megafonía quisieron colaborar cortando la carretera. Los “simpá-ticos” deudores fueron invitados a pagar sus menús, los de las rapaces y los de los elefantes, ese día a dieta de solo 200 kilos de verduras y frutas. El parque estudia crear una Patrulla Aérea para casos como este.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)