Suben un piano a la torre del faro de Santander por equivocación… y el pianista se pasa la noche tocando “La tempestad” de Beethoven

Suben un piano a la torre del faro de Santander por equivocación… y el pianista se pasa la noche tocando “La tempestad” de Beethoven

El Festival Internacional de Santander tiene entre su programación actuaciones en marcos históricos y singulares. Pero nunca pensó que uno de estos fuera el faro de Cabo Mayor de Santander adónde la empresa internacional de transportes “Con un piano se va lontano” trasladó uno de sus grandes pianos de cola destinado a un concierto en un centro cultural de Cantabria.

El transportista tecleó en su GPS las indicaciones del sitio de destino que para el aparato resultó ser el Faro de Santander con sus 30 metros de altura. Entre cuatro operarios y una oruga mecánica subieron los 520 kilos del instrumento hasta la sala de linternas, donde lo dejaron.

El pianista húngaro encargado del concierto, Peter Zongorája, viendo el extraño pero bello lugar no dudó en hacer allí mismo sus primeros ensayos el pasado domingo. Ensayos que duraron toda la noche, en la que sonó varias veces la sonata para piano “La Tempestad” de Beethoven y algunas transcripciones de la música acuática de Haendel para pianoforte y faros barrocos. Las gaviotas y turistas nocturnos ovacionaron varias veces al intérprete, que ahora no quiere salir del faro.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)