Torra, de incógnito, asiste a un curso acelerado para abrir celdas y puertas de prisión en el Penal santoñés de El Dueso

La promesa de abrir las cárceles para hacer salir a unos presos sí y otros no por parte de Quim Torra, despeinado presidente de la Generalitat catalana, le ha obligado a realizar un curso acelerado de cerrajería penitenciaria. Un curso presencial que requería prácticas en una prisión española. Torra ha elegido el penal de El Dueso en Santoña (Cantabria).

El curso, impartido por expertos escapistas de varias nacionalidades, ha tenido este fin de semana un alumno que decía llamarse Joaquín, residir en Barcelona y tener familia en Torralavega. Un alumno que ha aprendido a abrir cerraduras, desprogramar puertas electrónicas y camuflarse como empleado de Correos con un telegrama urgente para Bélgica para salir al exterior.

Un alumno que ha sido descubierto dejando lazos amarillos por todos los rincones del penal y regalando a los reclusos fotos autografiadas de un tal Puigdemont, “el ciclista ese de la vuelta a España que no gana una sola etapa”. Quim Torra ya está listo para abrir cualquier celda belga o española, satisfecho con su nuevo certificado de “Incógnito cerrajero penitenciario”.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria