“Truco o Rato”: una noche de Halloween espantosa hace que Rodrigo Rato pida el traslado a una prisión del Norte

La primera noche de Halloween en prisión de Rodrigo Rato en la cárcel de Soto del Real ha sido una pequeña tortura psicológica para el hasta ahora todopoderoso político asturiano. Los internos de todos los módulos no paraban de pedirle caramelos o tarjetas black con la frase “Truco o Rato”.

Una noche de pesadilla en la que el todavía consejero de Telefónica ha soñado con llamadas de todo tipo de brujas, momias, fantasmas y vampiros que le invitaban a crear un nuevo banco: Banco Hispánico del Pánico. “Es el mercado del más allá, amigo” le repetían constantemente.

Esta mañana, cansado de no dormir, ha solicitado el traslado a una prisión del Norte “donde solo me molesten Duendes y Trastolillos”. La secretaría general de Instituciones Penitenciarias ha aconsejado el traslado de R.R. (ministro de M.R.) a la prisión de El Dueso (Santoña, Cantabria), para ver si allí se encuentra con estos seres o alguna anjana buena. Los ventolines, culebres y ojáncanos de la villa santoñesa ya están preparando su llegada.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria