Trump quiere vetar las anchoas: “Lo de dentro me da igual. La trampa es el aluminio de la lata, competencia para nuestra industria”

La nueva guerra comercial desatada por el presidente norteamericano Donald Trump contra la importación de acero y aluminio de países europeos y asiáticos está afectando a las anchoas del Cantábrico. Las anchoas van a estar prohibidas de hecho para los consumidores estadounidenses.

Utilizando su canal preferido habitual -el insulto sobre todo lo que suene a mejicano- el presidente Trump lo dejó claro en twitter: “Las anchoas son una mierda. Jodidas anchoas españolas”, en un inglés contundente “The anchovies are shit. Spanish anchovies fucked!”.

Una guerra comercial que afecta a uno de los productos gastronómicos estrella de la región. Su posible veto ha indignado a los productores santoñeses. “La madre que le parió al pato Donald este”, manifestó el presidente de la cofradía local que ha enviado a la Casa Blanca un proyecto de anchoas con la cara de Trump, por si levanta el veto.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)
El otro diario de Cantabria