Varios móviles de serpientes, hartos de estar inmóviles, se escapan de una exposición del Centro Botín escondidos como accesorios de vestuario

Varios móviles de serpientes, hartos de estar inmóviles, se escapan de una exposición del Centro Botín escondidos como accesorios de vestuario

La exposición de móviles y otros artilugios mecánicos del artista norteamericano Alexander Calder (1898-1976) que se está celebrando en el Centro Botín de Santander está deparando continuas sorpresas. Si impactante fue la aparición de un coche de carreras BMW serie 3.0 CLS en medio del espacio expositivo, ahora es la desaparición de varios móviles de serpientes y falsas serpientes.

Estos ofidios de metal, cansados de estar expuestos al publico y no poder darse un paseo, se han escapado de sus puntos colgantes ocultos entre los vestidos y otros vestuarios de unos militantes animalistas. Estos denuncian que, aunque sean seres inanimados tienen derecho a darse una vuelta por Santander y visitar a los raqueros, sus primos de bronce.

Los vigilantes del centro, advertidos de la huida y no regreso de las serpientes móviles, andan por toda la ciudad de Santander y alrededores buscando su rastro. Estas “snakes” y “fake snakes” del artista Calder quieren conocer ahora el Parque de Cabárceno, donde les sugieren que pueden ocultarse adecuadamente en su reptiliario.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)