Un vecino de Santander llena su calle de restos de las riadas para que sea declarada “Zona Catastrófica” y la arreglen de una vez

Un vecino de Santander llena su calle de restos de las riadas para que sea declarada “Zona Catastrófica” y la arreglen de una vez

Emeterio Puente, vecino del barrio de Perines en Santander, lleva años pidiendo al Ayuntamiento de la ciudad que le arreglen su calle, llena de baches, contenedores rotos y todo tipo de residuos orgánicos e inorgánicos fuera de lugar: “Mi calle es una mierda”.

Las riadas e inundaciones del pasado mes de enero en toda la región le dieron una idea que puede resolver el estado inmundo de su entorno: llenar su calle de todos los restos posibles de árboles, maderas, piedras y objetos varios recogidos en varias playas y ríos provinciales. Manos a la obra durante varios días, Emeterio ha logrado ocupar todas las aceras con montones de basura, troncos y ramas mayoritariamente.

Con todo lo recolectado y expuesto a los ojos de vecinos y ciudadanos, menos unos cuantos móviles en buen estado encontrados y guardados en su casa, ha solicitado a las autoridades autonómicas y nacionales que su calle y barrio sean declarados “zona catastrófica”. La alcaldesa de Santander ha declarado que “Ya era una zona catastrófica y no hacía falta hacerla más catastrófica aun”. La concejalía de Participación Ciudadana ha pedido a Emeterio que “por favor no participe más en las cosas de la ciudad”.

(Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal)