Connect with us

cantabria

El controlador de la playa de Noja se duerme y se le llena la playa (Semáforo Rojo)

Publicado

el

Las playas de la villa de Noja (Cantabria) cuentan con un sistema de conteo de aforo que por dificultades tecnológicas se realiza con instrumentos digitales: el dedo pulgar del vigilante de cada playa sobre un contador analógico de cinco dígitos.

El sistema, asociado a un semáforo que alerta de la ocupación, tiene sus fallos. El primero de ellos ha sido comprobado en la playa de Tregandín -en Noja– donde el controlador se quedó dormido el pasado sábado y se le llenó el arenal.

La llamada “alerta al responsable” desde el control central no tuvo ningún efecto. Andrés B.F. seguía profundamente dormido por lo que hubo que avisar a la policía local de Noja para que fuera a comprobar lo que ocurría. La policía reportó el profundo sueño del controlador que no fue despertado. “La siesta es uno de los derechos humanos más importante y no es un delito dormirse en la playa”, fue la conclusión policial. Y la playa llena.

Copyright ©