Connect with us

cantabria

El río Deva, frontera entre Asturias y Cantabria, lugar de contrabando de cachopos, sidras, quesos, sobaos y corbatas de Unquera (a mitad de precio)

Publicado

el

La imposibilidad de ir de compras de una comunidad autónoma a otra en las diversas fases del estado de alarma está impidiendo el comercio entre los municipios limítrofes de Asturias y Cantabria. Un vecino de la zona se quejaba: “No hay derecho. Me he quedado sin los cachopos de la carnicería de La Asturiana de Llanes”. Otro lugareño asturiano de Pimiango se lamentaba: “No puedo ir al pueblo que veo desde mi casa a comprar unas corbatas de Unquera, de esas de Casa Canal”.

El miedo a los controles y a las multas de cientos de euros ha hecho que los vecinos de ambos lados del río Deva no utilicen las carreteras y autovía como medio de desplazamiento cercano. Ahora se desplazan en barcas y lanchas por las aguas del río cargados de productos de un lado que intercambian por productos del otro lado.

“Esto es el contrabando moderno”, nos dice Milio el de Molleda, pueblo con pequeños amarres ribereños donde se hacen las transferencias gastronómicas: una caja de sidra por tres de corbatas. Y nos dice en asturianu la contraseña que utilizan: “Vamus cumer”.

Copyright ©