Connect with us

gente

Nochevieja en Santander: un grupo de vascos se llevan el tobogán gigante hasta las playas para darse un baño después

Publicado

el

La pasada Nochevieja fue muy animada en Santander. El centro de la ciudad, invadido por lugareños y forasteros, fue el lugar donde tras los alcoholes y turrones un grupo de jóvenes de Baracaldo y alrededores se encontraron con el tobogán gigante navideño instalado en los jardines de Pereda: “¡¡Aiba la hostia!! Esto no lo hay ni en el mismo Bilbao”.

Un tobogán que a las cuatro de la madrugada cambió de lugar siendo llevado hasta las playas del Sardinero donde quedó instalado junto a la arena: “¡¡Aiba la hostia… esta playa tampoco la hay en el bocho!!”.

El grupo de Baracaldo y alrededores aprovechó la ocasión para combinar el descenso en el tobogán con el baño en las aguas del Cantábrico: “¡¡Aiba la hostia… está más fría que la playa de Sopelana!!”. Y ahí, en mitad de las playas del Sardinero, se ha quedado el tobogán ya conocido como “el tobogán de los vascos” que dejaron escrito en las cuestas de bajada un “Feliz 2020”.

Copyright ©