Connect with us

cantabria

Pide unos calçots en un restaurante de Comillas y le traen unos calzones de su talla

Publicado

el

Un turista barcelonés, natural de la plana de Vic, de visita en Cantabria quiso conocer la villa de los arzobispos y del Marqués de Comillas: Comillas. En su recorrido por el pueblo se maravilló de que hubiese tantas huellas de artistas catalanes en el lugar, con Gaudí como gran descubrimiento. Su alborozo le llevó a solicitar en el restaurante “¡Sí querido!” varios platos de comida de su tierra.

Pidió unos calçots, plato de temporada Ebro abajo, de segundo “Mar i Muntanya” y de postre crema catalana. Su sorpresa fue ver aparecer al camarero cinco minutos después con unos calzoncillos talla 7 y una sonrisa con explicación: “Señor, sus calzones. No nos suelen pedir estas cosas los clientes, pero teniendo una tienda de ropa al lado lo hacemos encantados. Ahora le traemos el resto”.

Un par de minutos más tarde el mismo camarero apareció con una foto del mar Cantábrico con las montañas de los Picos de Europa de fondo y una crema de manos marca Puig: “Aquí tiene lo que pidió… y para comer ¿qué le apetecería?”. El cliente acabó almorzando un cocido montañés y dando vueltas a lo que le hubieran servido de pedir una Mona de Pascua.

Copyright ©