Connect with us

cantabria

Una parrilla en mal estado llena el pueblo de Hoznayo de humo “con olor a conejo frito”

Publicado

el

Una llamada al 112 llenó el pasado jueves la localidad de Hoznayo (Cantabria) de camiones de bomberos y de la mitad de los efectivos de protección civil de la región: una densa humareda blanca cubría todo el pueblo que fue rodeado, las tiendas cerraron y las viviendas fueron evacuadas. Las primeras indagaciones llevaron al sargento al mando a sospechar que aquello olía a carne.

Detectado por el olfato la procedencia, cuatro dotaciones se dirigieron a un conocido restaurante donde el chef confesó que todo era culpa suya al estar cocinando varios conejos de monte con zanahoria morada a la parrilla y empezar a salir una gran humareda al intentar rehogarlos con una salsa de pimientos especial.

La humareda surgida fue en aumento rápidamente surgiendo en poco tiempo una nube que alarmó a los vecinos. Clausurada la cocina por los bomberos, el humo se marchó a otra parte. El alcalde declaró: “Menos mal que Chuchi no ha utilizado hoy para cocinar los sopletes que tiene. Si lo hace nos quema el pueblo”. La rápida resolución del problema hizo que no hiciera falta la intervención de la unidad antiterrorista dispuesta para ello y sí se pidiera que un inspector de la Guía Michelín visitará el restaurante por si merecía sus tres estrellas.

Copyright ©