Connect with us

cantabria

Una partida de parchís dura casi nueve días y solo con la ayuda de un San Blas en procesión ha podido concluirse

Publicado

el

La festividad de San Blas en la localidad de La Montaña (Cantabria) ha tenido este año un insólito desenlace. El maratón de parchís, que empezó el sábado 25 de enero a las cuatro de la tarde, se ha prolongado ocho días, veintiún horas y treinta minutos con una partida eterna entre cuatro jugadores.

Solo la intervención del santo, para que dejasen de jugar al paso de la procesión de este lunes, puso fin a esta interminable partida de parchís, donde las fichas amarillas llevaban una ventaja de 484 partidas ganadas, frente a las 482 de las rojas, 205 de las azules y 103 de las verdes.

Intentando llegar a las 500 partidas ganadas Paco, Julio, Iker y Miguel Ángel, no se han dado cuenta del paso del tiempo, de los centenares de romeros con albarcas que casi les tiran el tablero, de las varias orquestas nocturnas que atronaban el santuario y solo, por turnos, se han acercado a recoger sus raciones de chorizo, olla ferroviaria, caldo y chocolate. Los cuatro piensan repetir maratón el año que viene, “pero de desgaste de colchón bendecido por San Blas”.

Copyright ©